¿Qué pasó con Carlos 'Carlanga' Rivera?

El meta, cuatro veces campeón con Firpo en los 90, disputó tres eliminatorias al Mundial; ahora es preparador de arqueros de la Sub-20

previous picturenext picture
ctv-pln-carlos-rivera-campeon-1992
icoType
ctv-ob5-carlos-rivera-preparador-arqueros-seleccion-sub-20
icoType
ctv-0bb-carlos-rivera-preparador-arqueros-seleccion
icoType
ctv-vev-firpo-campeon-1992
icoType
ctv-rwm-seleccion-el-salvador-1993
icoType
19:58

Carlos “Carlanga” Rivera dejó una huella indeleble en la afición salvadoreña, quien lo recuerda como un guardameta seguro, aguerrido, con temperamento y calidad, sobre todo en Firpo y con Selección Mayor, donde se ganó el mote de “Titán de La Sabana”. 

Ese apodo nació de una tremenda exhibición que dio Rivera en 1989, cuando la Selecta cayó 1-0 ante Costa Rica en San José en la eliminatoria a Italia 1990, pero “Carlanga” dejó muestras de sus reflejos felinos. 

Fue solo uno de muchos partidos que llevaron el sello de Rivera, como también el recordado 2-1 sobre México en el estadio Cuscatlán, en 1993, en ruta a EE. UU. 1994.


Lea también: "Estrellas del Futuro: Paco Villegas" 


En total, Rivera defendió el pórtico nacional en tres eliminatorias mundialistas, pues también participó hacia México 1986;y disputó los Juegos Panamericanos de Indianápolis en 1987, en Estados Unidos. 

El equipo que marcó su carrera como jugador fue Luis Ángel Firpo, con el que salió campeón en cuatro ocasiones: tres seguidas entre 1990 y 1993, y en 1997-1998. 

Fueron tiempos de gloria para los toros, una época dorada que, para Rivera y otros ex pamperos de la época, no habría sido posible sin un dirigente como Sergio Torres. 

“Don Sergio fue un hombre muy astuto. Tenía gente a su alrededor que lo asesoraba muy bien, que sabía de fútbol. Don Julio Escobar mencionaba nombres de jugadores con fundamento y base. Don Sergio a su alrededor tenía locutores deportivos que daban su aporte, como ‘Escopeta’ Osorio y Arnoldo Batres”, recuerda Rivera.

Una táctica de Torres era que “cuando bajaba un equipo de la Liga Mayor al ascenso, buscaba a los dos mejores de ese equipo y los llevaba a Firpo. 11 Lobos baja y se trae a Giovanni Trigueros. El José María Gondra baja y se trae a ‘la Muerte’ Estrada. Chalatenango peleó el descenso, no bajó, pero me trajo a mí y a Marlon Menjívar. Al siguiente año, el Chalate baja y se trae al ‘Recluta’ Portillo, a ‘la Ardilla’ Arévalo y a Mario Marín Paredes. Así fue armando al Firpo”, rememora.

Rivera recuerda esa etapa con especial cariño, porque “don Sergio nos trató, pagó e incentivó como verdaderos profesionales. Nos vestía como verdaderos profesionales, nos daba premios, nos motivaba. En lo personal, llegué a ganar 17 mil colones mensuales en esa época, que venían siendo unos 2 mil dólares, en esa época era dinero. Los $2 mil los ganaba un extranjero, como Toninho (Dos Santos), Nenei, Güelmo, De Moura, Celio (Rodríguez)”, comenta ahora Rivera.

En esos años, cuenta “Carlanga” que Firpo viajaba a EE. UU. para derrotar a los clubes mexicanos que le pusieran enfrente. E incluso vencieron en 1991 al Juventus de Turín, que estaba de gira norteamericana, tras empatar 0-0 y ganar 4-2 en los penaltis. Rivera tapó dos, a Marocchi y Alessio. 

Su último grito de campeón como jugador lo dio en 1998, en el último torneo a cuatro vueltas de clasificación en el país. “La final la jugó Misael Alfaro. Nos turnábamos un juego cada uno. A mí me tocó semifinal y a él le la final”. Después, jugó en El Robe, Santa Clara y Alianza. Se retiró en 2001.

¿Qué hace?

Después de su retiro del fútbol activo en 2001, Rivera pasó a convertirse en uno de los mejores preparadores de arqueros del país. Inició en Alianza, y luego formó parte del cuerpo técnico junto al principal peruano Alberto “Chochera” Castillo en aquel FAS que arrollaba a inicios del Siglo XXI, y participó de tres de las cinco copas que obtuvieron los santanecos en esa etapa, entre 2002 y 2003. Después, pasó por San Salvador (extinto), Firpo, Chalatenango, Águila y FAS en dos ocasiones, hasta el Atlético Marte (un año antes de que descendiera). 

Su gran experiencia defendiendo los colores azul y blanco ahora la ha puesto al servicio de la Selección Sub-20, la cual intentará clasificar al Mundial de la categoría en febrero. Está como preparador de arqueros de la juvenil desde febrero de 2016.

“Hay mucha probabilidad (de ir al Mundial), el grupo lo han trabajado bien, tiene una buena base de trabajo y tiene bastantes posibilidades”, comenta Rivera con ilusión.

“Carlanga” se enorgullece con el siguiente dato:“Como preparador de arqueros he ganado 12 premios sacando al mejor portero del torneo y al menos vencido. Los he ganado seis veces con ‘Manotas’ Castro, dos con ‘Motor’ Contreras, uno con Juan José Gómez y otro con Dagoberto Portillo en Firpo; uno más con Dennis Salinas; y el último con el arquero del torneo Sub 17 con Jairo Guardado, de la Selección”, explica con satisfacción.

Perfil y triunfos

Nombre: Carlos Eduardo Rivera Ramírez
Data: Ciudad Delgado, S.S., 4 de enero de 1959
Deporte: Fútbol
Posición: Portero
Estado civil: casado
Equipos: Santiagueño (1977-78), Independiente (1978-85), CESSA (1985-1987), Chalatenango (1988-89), L. A. Firpo (1989-1998), El Roble y Santa Clara (1999) y Alianza (2000-01). 
Palmarés: Campeón con Firpo en las temporadas 1990-1991, 1991-1992, 1992-1993 y 1997-1998.
Selección: jugó en tres eliminatorias mundialistas, participó en los Panamericanos de 1987.

“Cuando terminó la guerra (1992), pensamos que nuestro fútbol iba a salir un paso adelante, para crecer. Pero desde esa fecha hasta hoy ha habido estancamiento”.

“En Firpo (1990-93) estábamos los mejo-res. Era un equipo con muchos juga-dores talentosos, eso nos diferenciaba de los demás”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación