La fiesta de las gradas

El Quiteño tuvo color, cánticos y mucha pasión. La Turba Roja pobló el sector popular con más de una hora de anticipación. La Ultra y la Barra Brava pusieron el pulmón con “el dale albo...”

El gol de Ulloa permitió que el equipo tigrillo llegara a los 20 partidos invictos en el Quiteño.

El gol de Ulloa permitió que el equipo tigrillo llegara a los 20 partidos invictos en el Quiteño.

El gol de Ulloa permitió que el equipo tigrillo llegara a los 20 partidos invictos en el Quiteño.
12:03

SANTA ANA. Era predecible que el Quiteño estaría a reventar. Durante la semana, y por las redes sociales, se dejaban ver esos comentarios por un bando y otro que llegarían a respaldar a su equipo. Las barras organizadas de FAS y Alianza tomaron medidas para mantener el orden. Cada uno tuvo lo suyo.

La Turba Roja ingresó tras realizar una marcha al ritmo de sus bombos y tradicionales cánticos, en tanto la Ultra Blanca y la Barra Brava llegaron en caravana transportados en microbuses. En el camino, venían cantando y saltando. Un vehículo de los aficionados fue parado por la policía y sus pasajeros pasaron revisión.

Ya en las gradas cada uno se dedicó a ponerle picante. Los hinchas albos, si bien pasaron casi todo el tiempo con su canción favorita ?y dale, y dale, y dale albo dale?... por momentos se acordaban de sus vecinos de FAS y muy al rato de los de San Miguel.

En la trinchera de la Turba Roja había también dedicatorias ?ya vas a ver, no somos como los p... de los albos?. Incluso, esta afición se metió con Miguel Montes, quien en dos ocasiones tardó en sacar de su área el balón y le gritaron ?culer...?.

Cuando llegó el instante del gol de Roberto Maradiaga, por un lado hubo fiesta y los jugadores se lanzaron a las mallas en busca del abrazo de éstos. Fue sólo aquí cuando la Turba calló por unos segundos. Pero volvió a palpitar con el gol, tras estar casi dormida.

Denos su opinión

Su conducta en el foro es muy importante. Nuestras reglas: Sea conciso, no se salga del tema y no pierda la calma. Le animamos a no citar a otros autores: queremos escuchar sus ideas, no las de otra persona. No garantizamos que todos sus comentarios sean publicados.

Escribe tu comentario

Escriba este código en la casilla de arriba
Enviar formulario