La Familia Valencia

[DIARIO DE VIAJE] Conozca a la familia Valencia, salvadoreños que residen en San José, Costa Rica

Víctor Zelada, periodista de El Diario De Hoy (al centro) junto con la familia Valencia. Foto EDH/ Víctor Zelada

Víctor Zelada, periodista de El Diario De Hoy (al centro) junto con la familia Valencia. Foto EDH/ Víctor Zelada

Víctor Zelada, periodista de El Diario De Hoy (al centro) junto con la familia Valencia. Foto EDH/ Víctor Zelada
10:22
Dios me ha dado ya varios viajes. Y creo haber perdido la cuenta. Pero hay un país que disfruto mucho: Costa Rica. Más allá que la economía está difícil, que los precios están por las nubes en comida, transporte y gasolina... tengo una familia.
 
No es por lazo consanguíneo. El tiempo ha hecho que la familia Valencia me considere un miembro más de la familia y lo mejor que le guardan cariño a mi esposa Diana y a mi hijo Santiago (a quien por cierto extraño mucho porque apenas tiene un año y un mes). 

No es nuevo que al venir acá por la zona de Heredia y Alajuela me ofrezcan dónde vivir. Aprovecho a agradecer a mi amigo Gilberto, a su padre que tiene el mismo nombre, a su madre Blanca y a su hermana Karla. Todos han sido muy atentos conmigo.

Los desayunos suelen tener ese sabor de comida salvadoreña: frijoles licuados, queso duro y de capa roja, tortillas (no de harina como se comen por acá y delgadas) si no de maiz, chocolate de tablilla y hasta un día me sirvieron sopa de arroz aguado con carne de cerdo. En el refrigerador tengo libertad de servirme marquesote, semita y hasta sodas que consumimos (Uva Tropical, Fresca y Kolashampán).

Por ese lado no me he sentido lejos de mi país. Si no más bien muy consentido. También pude tratar a un compatriota que me ha paseado por los alrededores de San José: Walter Abarca. Además de llevarme a comer pupusas me ofreció que en un futuro no dude en visitarlo y quedarme con su familia proque su casa tiene cinco habitaciones.

Con unos días como visitante puedo entender que el salvadoreño, cuando no olvida sus raíces, puede brindar su amistad incondicional... en cambio el costarricense, con excepciones, es cauteloso y a veces un tanto desconfiado. Es cuestión de cultura. Pero nuestra gente es única.

Denos su opinión

Su conducta en el foro es muy importante. Nuestras reglas: Sea conciso, no se salga del tema y no pierda la calma. Le animamos a no citar a otros autores: queremos escuchar sus ideas, no las de otra persona. No garantizamos que todos sus comentarios sean publicados.

Escribe tu comentario

Escriba este código en la casilla de arriba
Enviar formulario