La Copa Oro, un torneo deshonesto

EE.UU. siempre es local y arma su calendario de partidos a placer

Copa de Oro 2017

Copa de Oro 2017 del 7 al 26 de julio, se realizará en 13 ciudades de Estados Unidos.

Foto por Archivo

22:18

La Copa Oro es el simil Concacaf de la Copa América, la Eurocopa o la Copa Africana de Naciones. El torneo sirve como vía para clasificar a la Copa Confederaciones de la FIFA. Sin embargo, y sin meternos en lo deportivo, hay algunos datos organizativos que la dejan muy pero muy atrás en el plano internacional.

Un sorteo que no fue sorteo fue el disparador de esta edición 2017 del torneo que une a los seleccionados de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe. Los grupos y el calendario ya estaban definidos de antemano, armados en “cofradía secreta” y sin que nadie diera explicaciones de los mismos. A El Salvador le tocó en suerte  México, Jamaica y Curazao. ¿Por orden de quién? ¿Qué ingerencia tuvo Fesfut? Uno se pregunta esto porque por público, El Salvador es uno de los principales animadores. Lo que siempre está claro es que EE.UU. y México no se enfrentarían hasta la final. Un escándalo que en cualquier otra Confederación no sería permitido.

La Copa Oro tiene también el dudoso privilegio de ser el único certamen continental que se juega en un solo país. Desde que se inició el torneo en 1991 (y con esta serán 14 ediciones), la sede fue siempre Estados Unidos. Ilógico. Un par de veces se dignó a “compartir” su sede con México y Canadá. Además de la ventaja de localía, está siempre latente -y hoy lamentablemente más que nunca-, el bendito tema de las “visas” que pueden mermar el potencial de los rivales. Así, las reglas no parecen ser del todo justas y termina siendo una Copa deshonesta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación